ENVIOS GRATIS | Plantillas compradas = 1€ destinado a #PorUnaPisadaGlobal

Todo sobre los pies planos

En este apartado hablamos sobre la patología de los pies planos y sus consecuencias, así como de los pies planos valgo. Hablamos, también, de las plantillas adecuadas para mitigar dicho problema y de los ejercicios adecuados para corregirlo. De esta forma, podrás encontrar la solución, los remedios y las causas que lo provocan.

Tipos de pies planos

• Pie plano flexible:

Este tipo de pie plano no suele aparecer adultos, pero es muy frecuente en niños (a medida que avanza el crecimiento, se va produciendo una desaparición de dicho problema). Realmente no hay que tenerlo muy en cuenta siempre que no provoque dolor. Si, por cualquier casual, existe un dolor respecto al problema, deberían hacer uso de unas plantillas ortopédicas.

• Pie plano valgo:

Se les llama pies planos idiopáticos. Este tipo de pie plano suele aparecer en los adultos (suelen existir antecedentes familiares). Pueden ser dolorosos de vez en cuando, pero es un dolor que suele eliminarse con el uso de plantillas. En ocasiones necesitan la ortesis de forma permanente, pero muchos de ellos practican una vida deportiva normal. Si los síntomas persisten puede ser necesaria una operación.

• Pie cavo valgo (pie plano de segundo grado):

Se caracteriza por un hundimiento del arco acompañado del valgo, adquiriendo la postura de un pie plano valgo flexible. Es probable que existan antecedentes familiares. Con el crecimiento, la bóveda plantar sobrepasa los límites normales y el valgo persiste durante mucho tiempo. El tratamiento dependerá de los síntomas que padezca cada persona.

 

¿Cuál es el problema de tener los pies planos?

La mayoría de las personas no presentan indicio asociados con el pie plano. Sin embargo, es normal experimentar dolor de pie, en especial, en el talón o en la zona del arco, que a la larga puede conllevar problemas de espalda. Además, el dolor puede empeorar con la actividad si no se puede corregir a tiempo y no hacemos un buen tratamiento, produciendo una hinchazón a lo largo de la parte interna del tobillo.

Además, tiene consecuencias a la hora de andar durante muchas horas, ya que puede producir dolor en la rodilla porque la pisada no termina de ser buena. En algunos casos, el dolor puede ser crónico lo que supone un verdadero quebradero de cabeza. Sería necesario usar plantillas especializadas para el caso en concreto.

Tener los pies planos puede ser un riesgo ya que puede dar pie a distintos problemas como:

  • Obesidad.
  • Lesión en el pie o el tobillo.
  • Artritis reumatoide.
  • Envejecimiento.
  • Diabetes.

 

Ejercicios y estiramientos que pueden ayudar a corregir el problema.

1. Con una banda elástica, ponla en la punta del pie y estira para que hagas presión al hacer los ejercicios, realiza giros a ambos lados y estira hacia arriba y hacia abajo manteniendo la tensión unos segundos.

2. Ejercicio levantar talones para arco.

3.Haz rodar una pelota pequeña con la planta del pie, desde el talón hasta los dedos:

4. Caminar de puntillas.