ENVIOS GRATIS | Plantillas compradas = 1€ destinado a #PorUnaPisadaGlobal

Todo sobre los pies fríos

En este apartado hablaremos sobre los pies fríos, ya sea en invierno o en cualquier otra época del año, para que puedas encontrar la solución o remedio y sus causas. Trataremos problemas más específicos como el sudor y frío en los pies a la misma vez, causado por la circulación u otro motivo, que en algunos casos puede causar ansiedad y otras alteraciones.

 

¿Porque tengo los pies fríos?

¿No sabes por qué siempre tienes los pies fríos? ¿No resulta fácil calentarlos? Aquí te damos algunas soluciones y remedios para aliviar esa sensación.

Las partes del cuerpo más alejadas del corazón son las más afectadas en cuanto al riego sanguíneo, ya que es más complicado bombear la sangre hasta ellas. Esto provoca tener los pies fríos en invierno y, de ahí, que la mayoría de las personas lo padezcan.

 

Causas de los pies fríos:

  • Una de las causas principales es la mala circulación. Una de las funciones principales que tiene la sangre en los pies es mantenerlos calientes, pero como hemos comentado antes, es donde más le cuesta llegar. La mejor y más adecuada forma de solucionarlo es caminar para ayudar a que la sangre llegue a toda la planta del pie y a los dedos, lo cual produce una regulación de la temperatura aumentándola cuando es necesario. Por ejemplo, una coloración inadecuada, de color rojo morado tipo cianótica, nos indicará un problema en la circulación en la regulación de la temperatura.

 

  • Otra de las causas es el uso inadecuado del calzado. Es importante llevar siempre un buen calzado, aunque no tengas ningún problema en los pies… más adelante puede ser un verdadero quebradero de cabeza. Te recomendamos calzar unas plantillas que sean 100% de algodón y que se puedan utilizar con cualquier tipo de calzado. Con Kalxatti, este problema quedará resuelto rápidamente ya que nuestras plantillas regulan la temperatura debido a su composición para mitigar la sensación de pies fríos.

 

  • Otra causa de pies fríos puede estar ligada un problema neurológico. La sensibilidad que tenemos en los pies es la que se encarga de dar la orden al sistema circulatorio para que aumente el flujo sanguíneo y caliente las zonas más distales. Tener alguna enfermedad que afecta la conducción nerviosa puede generar un trastorno de la sudoración y, por lo tanto, producir una mala termorregulación del pie.

 

Soluciones rápidas para no tener frío en los pies:

  1. Calzado de buena calidad, siempre bien sujeto.
  2. Caminar.
  3. Agua fría y caliente, alternándola para reactivar la circulación.
  4. Calcetines térmicos o calefactables.
  5. Plantillas térmicas para pies fríos con 100% algodón que ayude a regular la temperatura (plantillas Kalxatti).