ENVIOS GRATIS | Plantillas compradas = 1€ destinado a #PorUnaPisadaGlobal

Todo sobre la fascitis plantar

En este apartado te explicamos que es la fascia plantar, que causas la producen, así como los mejores ejercicios y estiramientos para solucionar el dolor de pies por esta lesión tan común.

 

¿Qué es la fascitis plantar?

Consiste en la inflamación de la fascia plantar, la cual es un tejido elástico que va desde el calcáneo hasta la zona metatarsal, localizada en la zona anterior a los dedos. Esta estructura es una de las principales responsables de sostener el arco plantar, absorber y devolver la energía de la pisada contra el suelo. Además, es la encargada de proteger los metatarsianos para evitar el exceso de flexión de los dedos. Esto tiene una función esencial en el caminar ya que si esto falla, puede provocar intenso dolor o lesiones en los pies. Es importante contar siempre con unas plantillas cómodas que se adapten a la pisada, lo que puede aliviar el dolor. 

 

Síntomas y causas.

El síntoma principal es dolor en la parte interna del talón, es decir, la zona en la que se inserta la fascia plantar y que, por lo general, suele ser más notorio por las mañanas debido a la poca flexibilidad del pie y de la fascia (por la noche se acorta). Este dolor, muy a menudo, viene acompañado de otros problemas como puede ser una inflamación leve, enrojecimiento y mayor sensibilidad en la parte inferior del talón.

Existen varias causas que pueden provocar la fascitis plantar. Principalmente se debe al exceso de carga en el pie causada por hacer largas distancias caminando o corriendo, o por un calzado inadecuado. Otras causas son los pies planos, la tensión del tendón de Aquiles, el exceso de peso y, por último, una debilidad en el músculo sóleo.

 

Soluciones y consejos.

El tratamiento inicial suele consistir en antiinflamatorios dirigidos a aliviar la inflamación de la fascia cuando no es de gran gravedad. Nuestro consejo es que no hay nada mejor que hacer ejercicios + estiramientos, pero eso sí, debe ser constante. Es esencial utilizar un buen calzado que sujete bien el pie. El uso de plantillas puede ayudar a conseguir este propósito. Las plantillas Kalxatti aportan un apoyo más al pie, con lo que quitamos peso en la fascia y, por tanto, el dolor disminuye hasta el 90% en algunos casos.

Otra de las soluciones consiste en realizar un examen de la pisada para que el podólogo determine si la causa es por un trastorno en la planta del pie. De ser así, habría que diseñar unas plantilla personalizadas que permita liberar la fascia.